Los cócteles son mezclas de un sabor y un licor. Se sirve generalmente como aperitivos. Por lo tanto, no deben ser dulces y se sugiere tomarlos en poca cantidad para abrir el apetito más que para apaciguarlo.


Nadie sabe a ciencia cierta cuando aparecieron los cocteles, ni quien los invento, pero lo que si es claro, es que desde que alguien tuvo la genial idea de mezclar diferentes licores con frutas y esencias, tomar un trago no es lo mismo.




1